Escena de fondo del juego

196 KB
83 KB

Opiniones sobre DEI y la industria de los videojuegos de la directora de finanzas de Amazon Games

29-abr-2022

Nunca ha sido tan importante como hoy en día crear ambientes de trabajo que promocionen la diversidad, la equidad y la inclusión (DEI) en toda la industria de los videojuegos, desde las empresas más grandes hasta los estudios más pequeños.

A finales de abril, la directora de finanzas de Amazon Games, Namrata Gandhi, compartió un panel de debate centrado en la DEI en el trabajo con otras líderes en la conferencia anual de GamesBeat de Los Ángeles. En la animada conversación, se destacaron los avances conseguidos y se concretó lo que aún se debe hacer.

Para concienciar sobre estos temas clave, Gandhi ha compartido algunas de sus vivencias y conclusiones profesionales sobre la DEI en la industria en esta entrevista.

La industria de los videojuegos ha puesto el foco sobre la DEI. ¿Por qué cree que es un buen lugar para que mujeres, gente de color y otros grupos marginalizados trabajen?

Es evidente que se ha puesto el foco sobre este asunto. Sin embargo, la gente se suele centrar en lo negativo. Hemos visto una oleada de cambios en los últimos años en muchos aspectos de la industria, por no decir en todos. Lo que veo yo es que este movimiento positivo está acelerando.

Mi trayectoria profesional se puede dividir en dos: en la industria del videojuego y fuera de ella. Por casualidades de la vida, siempre he trabajado en campos dominados por los hombres. Los papeles que desempeñé antes de llegar a los videojuegos se centraban en análisis, inversiones bancarias, tecnología y semiconductores y, la verdad, la diversidad y la representación han sido un elemento de discusión y desafíos durante años.

Sin embargo, en los juegos, veo un tira y afloja en lo que respecta a la representación. En estos momentos, casi el 50 % de los jugadores son mujeres y la tendencia se dirige claramente hacia la ruptura de los estereotipos históricos. Vemos a jugadoras, influencers no binaries, profesionales de los eSports de todos los ámbitos de la vida y una base de jugadores cada vez más diversa. Además, desde la perspectiva de la industria, la mejor forma de abrazar a las mujeres y grupos marginalizados es representar mejor sus intereses y necesidades en nuestros productos, en el marketing y en la toma de decisiones corporativas. En el interior, he descubierto que los videojuegos aceptan y celebran la autenticidad y la diversidad más que cualquier otro campo en el que haya trabajado.

¿Qué queda por hacer en los videojuegos?

Hemos visto muchos cambios fantásticos, pero es posible que solo sean temporales o parezcan elementos de una lista que hay que completar. Por lo tanto, es clave evitar que parezcan pasos simbólicos de cara a las cámaras, como con cualquier avance en la inclusión.

Los cambios permanentes requieren ajustes estructurales reales y permanentes. Esto significa que las empresas deben comprometerse y trabajar conjuntamente para que la inclusión sea parte de sus misiones, objetivos clave y su propio ADN. Que sea el estado de funcionamiento natural, no un elemento de una lista. También requiere la toma de decisiones por parte de los líderes y dar ejemplo con la toma de decisiones. Es importante que comprendan su influencia e impacto. Cambios como estos no son fáciles, no se pueden conseguir rápidamente y marcarlos como cumplidos. Requieren inversiones y dedicación, y nuestra industria está en el camino correcto.

Además, cuanta más representación haya en la directiva, más conciencia habrá de los problemas y los obstáculos. También es importante recordar que el género no es el único problema: tenemos la raza, la etnia, hasta el aspecto y la forma de hablar.

¿Por qué es Amazon Games un buen lugar para mujeres, gente de color y otros grupos marginalizados? ¿En qué sentido los apoyan?

Antes de unirme a Amazon, me reuní con varios directivos y salí encantada, cosa que no digo a la ligera. Hablé con gente veterana en la industria que había trabajado en series como Prince of Persia, Civilization, Mafia, EverQuesto Rainbow Six Siege, y todas y cada una de estas personas me impresionaron. Quería estar rodeada de semejante talento.

Dicho esto, [era] igual de importante, si no aún más, incluso en los primeros contactos, que pudiese ser yo misma, que pudiese entrar a trabajar con mi auténtico yo. Como exbanquera, colgar los tacones de aguja para cambiarlos por botas de combate fue una experiencia liberadora. Sentía que había encontrado a mi tribu, y lo sigo sintiendo.

Cuando alcancé mi primer cargo importante en la industria de los videojuegos, era la única mujer en un mar de hombres. Ahora, en Amazon Games, formo parte de un grupo de lideresas que crece constantemente, respetadas y valoradas como profesionales y como personas.

¿Hay alguna otra anécdota que la haya animado?

Creo que, en tu carrera profesional, si alguien duda de que mereces estar en algún sitio, la responsabilidad de demostrar lo contrario continuamente es tuya. Suena agotador, y puede llegar a serlo, pero nadie puede llegar a lo más alto de su ámbito si se rinde antes.

Me vienen a la mente ahora un par de recuerdos. Tengo dos hijos pequeños y, aunque no saben ni ponerse los pantalones, no tienen miedo de probar cosas nuevas: esquían, montan en bici y saltan del sofá. No dudan de sus habilidades. Esta diversión infantil y confianza por probar cosas nuevas parece que desaparece en los adultos, pero creo que cada cambio en mi trayectoria que implicó ocuparme de algo que solo conocía al 50 % fue fantástico y me ayudó a seguir avanzando. Los cambios que no cumplieron mis expectativas fueron los que parecían fáciles sobre el papel gracias a las habilidades que ya tenía.

Por último, invertir no es solo buscar alianzas, sino también crearlas. Hacer un gran trabajo y conseguir resultados. No te puedes agachar: tienes que levantar la cabeza, trabajar en tus conexiones y aumentar tu círculo de influencia para no tener que luchar tú sola contra los sesgos, por ejemplo. Tenemos que cuidar los unos de los otros: mujeres, gente de color, cualquier grupo marginalizado... Para ser líder, se necesitan dos manos: una para abrir la puerta y la otra para arrastrar a alguien contigo.