Escena de fondo del juego

Entrevista con Amir Satvat, productor de publicación de Amazon Games

23-jun-2022

Amir, al repasar las historias de quienes han tenido éxito en esta industria, no hay dos pasiones ni carreras iguales. ¿Podrías contarnos cómo llegaste a Amazon Games?

Ya a los cuatro años soñaba con trabajar con videojuegos. Estaba decidido a dedicar mi vida a saberlo todo sobre ellos: he jugado a más de 2100, he leído revistas y foros, he conocido a gente que trabaja en la industria y he intentado comprender cómo funcionan tanto los propios juegos como todo lo relacionado con ellos, como el merchandaising, los juegos competitivos o los cruces con otros medios.

Cuando me gradué de la universidad, pasé 15 años buscando trabajo en estos puestos. Durante todo ese tiempo, había vacantes disponibles, pero estaban en la costa oeste y yo no estaba dispuesto a mudarme. Lo único más importante que los videojuegos para mí eran mi familia y amigos, que vivían en Nueva Inglaterra.

Nunca me rendí, pero seguí otros caminos interesantes: pasé más de una década trabajando en la banca de inversiones, en Goldman Sachs, y en el desarrollo de negocios y operaciones y estrategias en Dell EMC, VMware, The Advisory Board y Veeam. También volví a la universidad para sacar tres másteres. Sabía que las destrezas profesionales son fáciles de transferir entre diversas industrias, así que creé una base de capacidades que podría aplicar en los videojuegos.

Comencé a trabajar con Amazon en AWS, como director de operaciones del equipo de ventas interiores y generación de demanda de América. A finales de 2020, con todo el apoyo de mis jefes en AWS, pasé a ser jefe de desarrollo de negocio de Prime Gaming.

Los juegos siempre han sido más que un trabajo para mí: me permiten estar con mis amigos de la industria y hablar sobre los temas que me interesan. Gracias a Prime Gaming, pude hacer eso.

Sin embargo, tenía otro sueño. Aunque trabajar en cualquier proceso de contenido sobre videojuegos era como ganar una liga, la copa del mundo eran los puestos en producción de juegos. Cuando hablé con mis jefes de Prime Gaming sobre el trabajo que tengo ahora, me dijeron que me apoyaban y estaban emocionados.

Ha sido una aventura increíble desde que jugué a mi primer juego (Asteroids en la Atari 2600 en 1985) y Amazon me ha ayudado en momentos clave.


¿A qué te dedicas como productor de publicación principal de Amazon Games?

Trabajo en el estudio de Montreal y colaboro con el director del estudio y el director de producción para que la visión de producción de juegos de los equipos no se vea ralentizada por ningún obstáculo.

Gran parte de esto consiste en tener todos los aspectos de la producción en la misma empresa. Requiere coordinación entre el estudio y todos los elementos de la organización editorial, como marketing, planificación y demanda comercial, inteligencia comercial, gestión de productos, abogados, finanzas y muchos más, para que todas las áreas avancen en tiempo y acordes al presupuesto. Este progreso culmina y se pone a prueba en diversos análisis comerciales y «puertas» de producción.

Además del trabajo directo en el estudio, juego a los títulos de mis colegas, les doy mi opinión y participo en pruebas de juegos. También ayudo a desarrollar las iniciativas de estrategia y planificación a nivel organizativo.


¿En qué estás trabajando últimamente?

En estos momentos, estoy centrado principalmente en tres áreas.

La primera y más importante son todos los aspectos de la edición tradicional de juegos en el estudio de Montreal.

Por otra parte, creo que nuestra arma secreta es poder aprovechar el poder de Amazon para colaborar con todas las empresas posibles, tanto propias de Amazon Games como externas. Para conseguirlo, tenemos charlas continuas con otros grupos de Amazon Games y diversas compañías.

Finalmente, nuestro director de producción me animó a aceptar un papel de responsabilidad en actividades de multipublicación para mejorar el trabajo en equipo, la escala y la madurez de la organización a medida que crecemos. Algunos ejemplos son la búsqueda de herramientas de desarrollo y colaboración, la creación de mecanismos y documentos sobre el proceso de producción o la publicación de un boletín de noticias quincenal sobre proyectos y sucesos organizativos para los jefes de Amazon Games.


¿Cuáles han sido los juegos que más impresión te han causado? ¿A qué estás jugando en estos momentos?

Siempre juego a un poco de todo. Todos los estudios, distribuidoras y géneros tienen algo de lo que puedo disfrutar. Sin embargo, si tuviera que dividir mi vida como jugador en etapas que se superponen ligeramente y destacar algunos títulos importantes de cada una, sería algo así:

Las consolas, mi primer amor (1985 a 1991)

El primer gran juego de esta era es Pitfall!, el primer éxito de Activision después de que los desarrolladores abandonaran Atari. Entonces llegaron la NES y la SNES, y jugué a más del 80 % de los títulos disponibles en ambas. Mis favoritos eran los de Mario y Zelda (Super Mario Bros. 1-3, Super Mario World, The Legend of Zelda, The Adventure of Linky A Link to the Past). Cada uno de estos juegos creó o reinventó un género.

La era de las aventuras (1989 a 1996)

También adoro los juegos de ordenador. Durante estos años, empresas como Sierra On-Line, LucasArts, Westwood o InfoCom dominaron la plataforma con sus juegos y series de aventuras, como King’s Quest, Space Quest, Quest For Glory, Monkey Island, Maniac Mansion, Loom, The Legend of Kyrandiay Zork. Estos títulos me enseñaron lo que eran las grandes historias y estaban repletos de humor y personajes fantásticos.

Consolas 3D e inicios de la banda ancha (1997 a 2003)

La quinta generación de consolas trajo consigo el 3D. Los juegos que más me emocionaron fueron Super Mario 64, Ocarina of Time, Majora’s Mask y Final Fantasy VII, para el cual compré mi primera tarjeta gráfica dedicada. Además, las mejoras en los servicios de Internet me permitieron jugar por fin online con mis amigos a Half-Life , el mejor FPS que había probado desde DOOM.

El despegue de los MMO (2004 a 2012)

Ya había jugado antes a muchos MMO, como Ultima, Shadow of Yserbiuso mi querido EverQuest, pero me obsesioné con World of Warcraft , el juego al que más horas he dedicado en mi vida. Hasta formé parte de uno de los mejores gremios de incursiones durante un tiempo. En este periodo, me metí de lleno en el mundo de los MMO. Jugué a Guild Wars 2, Final Fantasy XI, Star Wars: The Old Republic, Rift y WildStar.

Que no paren los indies (2013 a 2017)

En este periodo, no paraban de salir obras maestras independientes. Me encantaron Cuphead, Journey, Stardew Valley, Shovel Knighty What Remains of Edith Finch. Fueron juegos que cogieron el listón del arte en nuestro género y lo subieron hasta el espacio.

Cambiamos a Switch (2018 al presente)

Completamos el círculo de mis preferencias y volvemos a la NES y la SNES con el lanzamiento de la Nintendo Switch, para el que acampé desde las tres de la mañana. Sí, soy un superfán de Nintendo. Quería jugar a todos los exclusivos de desarrollo propio importantes, y creo que lo conseguí. Entre mis favoritos están Super Mario Odyssey, Breath of the Wild, Fire Emblem: Three Houseso Animal Crossing: New Horizons. La Switch también me ha permitido volver a añadir a mi lista juegos más familiares, como Lego Star Wars: La Saga Skywalker o Mario Kart 8 Deluxe , ya que ahora tengo hijos.


¿Qué consejos tienes para alguien que quiera meterse en el mundo de los videojuegos?

Nunca es pronto para planear tu trayectoria.

Para empezar, puedes jugar y aprender sobre videojuegos a cualquier edad, aunque te lleve más tiempo encontrar trabajo. Conocer la industria en la que quieres entrar es el requisito más básico.

Después, hazte estas preguntas, ya que formarán la base de tu plan.

1. ¿En qué quiero trabajar?

Las empresas agradecen que los candidatos tengan pensados los tipos de tareas en los que les gustaría participar. Visitar páginas de ofertas de trabajo de videojuegos, además de demostrar que te lo has pensado bien, reduce la lista de puestos potenciales.

2. ¿Estoy dispuesto a mudarme?

Hay muchos más puestos de trabajo en ciudades como Los Ángeles y el sur de California, San Francisco, Austin, Montreal o Seattle que en el resto del país. Hay estudios que ofrecen trabajar a distancia, pero otros no. Las probabilidades de éxito aumentan si la vida te permite moverte con facilidad, aunque no fuese mi caso.

3. ¿Estoy dispuesto a trabajar temporalmente en algo no relacionado con los videojuegos en una gran empresa para después pedir un traslado al departamento de juegos?

He descubierto que, si te cuesta abrir la puerta, es mucho más fácil que te acepten un traslado interno que seguir mandando solicitudes desde fuera. Quien acepte pasar unos años en un puesto diferente y después solicitar un cambio lateral a un trabajo con juegos tendrá muchas más probabilidades de éxito.

4. ¿Estoy mandando suficientes solicitudes?

Muchas veces, me encuentro con candidatos que se centran demasiado en su «trabajo de ensueño» y no mandan las solicitudes suficientes. Cuando estaba buscando trabajo, mandé entre 100 y 150 solicitudes al año (más de 200 en total) hasta que encontré una empresa que me permitía teletrabajar desde la costa este. Participar en un videojuego es uno de los trabajos más deseados del mundo. Los números están en tu contra. Intenta mandar entre cinco y diez solicitudes de calidad al mes, no una o dos.

5. ¿Cómo voy a enganchar a quien me entreviste además de con mi pasión por los juegos?

La mayoría de la gente simplemente dice que le apasionan los videojuegos. Tienes que asegurarte de que tienes un par de propuestas adicionales de valor personal importantes y de que sabes expresarlas bien.

6. ¿Los videojuegos son más que un hobby de fin de semana para mí?

En la industria, hay gente de todo tipo. La diversidad es nuestra mayor fortaleza. Conozco a gente que lleva más de 20 años en ella sin jugar a nada. Sin embargo, por experiencia propia, el amor por los videojuegos y estar pensando en ellos todo el tiempo suele tener una buena correlación con pasar mucho tiempo en la industria. Mi consejo es jugar unas horas a la semana para unirse a un gremio de incursiones o un grupo de JcJ, o simplemente jugar cinco veces más durante unas semanas y ver si aún te estás divirtiendo.