contentModule.mobileBackgroundImage.altText

Diez cosas que deberíais conocer sobre Seattle

19-abr-2019

La sede de Amazon se encuentra en Seattle, una ciudad rebosante de tecnología, negocios y vegetación. Desde estupendas cafeterías hasta cordilleras montañosas, aquí tenéis nuestros principales motivos para visitar o uniros a Amazon Games en Seattle:

Nuevos contactos en el sector tecnológico

Seattle es una ciudad vibrante donde encontrar a los mejores creativos y hacer estupendos contactos, ya que cuenta con una larga historia de innovación tecnológica a sus espaldas, por lo que no es de extrañar que Amazon la escogiera como base de operaciones. La ciudad es un auténtico núcleo de negocios, creatividad e ingeniería para aquellos que busquen aprender y sean curiosos (uno de los principios de liderazgo de Amazon), así que solo es cuestión de tiempo que encontréis vuestro grupo de interés adecuado, conozcáis a vuestro mentor o iniciéis un nuevo proyecto.

Estupendas cafeterías por todas partes

Además de Starbucks, que es originaria de Seattle, tendréis a vuestra disposición todo tipo de pequeñas cafeterías de las que disfrutar. Los establecimientos locales se esfuerzan para perfeccionar la producción de café artesanal y todos disponen de un ambiente único.

Diversión durante todo el año

Aunque es conocida como la Ciudad Esmeralda por sus constantes lluvias, que propician un paisaje frondoso, también podéis disfrutar del invierno, primavera, verano y otoño, y de sus características actividades:

  • Aunque la nieve no suele cuajar en la ciudad, siempre podéis hacer una escapada a las montañas para practicar esquí o snowboard.

  • Durante la primavera, los cerezos en flor brotan por doquier, como en el famoso Quad de la Universidad de Washington, uno de los mejores puntos para contemplar las flores. Si visitáis el norte de la ciudad, podréis admirar los campos de tulipanes y girasoles.

  • En verano, podéis disfrutar de una jornada en el lago Washington, o subir a las montañas para practicar senderismo.

  • Y durante el otoño, podréis pasear alrededor del lago Green Lake o recorrer el parque Washington Park Arboretum para admirar el follaje caducifolio.

Atracciones turísticas imprescindibles

La primera estructura en la que la gente suele pensar al hablar de Seattle es la Space Needle, una de sus mayores atracciones, que además dispone de un restaurante que gira 360 grados cada 47 minutos. Si lo visitáis un día despejado, podréis contemplar los montes Rainier y Baker a lo lejos.

Por su parte, en Pike Place podréis encontrar una pared de chicles (sí, exactamente como suena); comprar marisco fresco, flores y artesanía, o hacer cola para probar los famosos macarrones con queso de Beecher. Desde aquí, dirigíos hasta el muelle para montaros en la noria o visitar el acuario.

Si lo que queréis es contemplar la panorámica de la ciudad, podéis ir hacia el norte hasta el parque Gas Works, donde disfrutar del paisaje marítimo, las cometas o un buen pícnic si el día acompaña.

Barrios con un ambiente único

Puede que el centro de Seattle resulte muy atractivo para los visitantes, pero no podéis perderos sus interesantes y variados barrios:

  • Capitol Hill está lleno de bares y restaurantes modernos, además de contar con un animado ambiente LGBTQ+.

  • Cerca del mar, Ballard dispone de tiendas independientes, bares, cervecerías artesanas y las embarcaciones y los ejemplares de salmón que atraviesan la esclusa de Ballard Locks.

  • Fremont alberga Fremont Troll, el desfile anual del solsticio de verano, además de contar con pequeñas cervecerías y cafeterías.

  • A poca distancia a pie del centro en dirección norte, en Belltown, os esperan todo tipo de torres de apartamentos y modernas tiendas.

  • En Queen Anne encontraréis la Space Needle, el Museo de la Cultura Pop y el parque Chihuly Garden and Glass.

  • Si conducís hacia el oeste de la ciudad llegaréis hasta la playa de Alki, desde donde podréis contemplar el horizonte urbano de Seattle.

  • Pioneer Square es un barrio famoso por su recorrido subterráneo del Seattle clásico, además de por sus diversos bares y galerías.

Transporte público disponible

¿No tenéis coche? Ningún problema en caso de que viváis en la ciudad e incluso fuera de los límites urbanos. Seattle se enorgullece de ser una ciudad metropolitana con numerosas formas de transporte. Las líneas de tren ligero está expandiéndose y ya hay planes de abrir nuevas paradas en 2020 y en años posteriores. Además, tenéis a vuestra disposición el tren, el tranvía, diversos carriles bici asfaltados, el monorraíl, vehículos compartidos, el metro, autobuses y lanzaderas. Aquellos que viváis en Bainbridge, Vashon o Bremerton podréis atravesar las aguas en ferry y disfrutar de un pintoresco trayecto por el estrecho de Puget.

Excursiones a Canadá

Tendréis la oportunidad de dirigiros al norte hasta Vancouver, en la Columbia Británica, y conocer Gastown, una animada zona urbana rodeada de restaurantes con menús para todos los tipos de comensales. Además, si asistís a un partido de hockey de los Vancouver Canucks en Rodgers Arena, no podéis perderos la especialidad local, la poutine, un plato de patatas fritas regado de queso y salsa.

También podéis pasar una divertida jornada en Victoria, en la Columbia Británica, viajando a bordo del ferry Clipper. Disfrutaréis de un paseo por el centro de la ciudad hasta el parlamento y el muelle de pescadores, o incluso de un té en el hotel Empress, donde también podréis degustar delicias dulces y saladas acompañadas del té de rosas favorito de la princesa Diana.

Gran afición por el deporte

¡No os perdáis los partidos de los equipos locales! Tanto si os acercáis a ver a los Seahawks, Sounders o Mariners, o disfrutáis de un partido de hockey (el nombre del próximo equipo de hockey de Seattle es un secreto), encontraréis una comunidad a la que uniros.

Naturaleza

Uno de los mayores atributos del noroeste del Pacífico es su increíble belleza natural. Atravesad el Parque Nacional de las Cascadas del Norte para descubrir las impresionantes vistas y las atronadoras cascadas, o sumergíos en un lago cristalino. También podéis aventuraros en el Parque Nacional Olympic, al oeste, para subir a bordo de una canoa en el lago Crescent o acercaros a las playas de la costa. Acampad en diversas zonas de ocio o pasad el fin de semana en un antiguo puesto de vigilancia y despertad por las mañanas rodeados de impresionantes vistas de bosques y cadenas montañosas.

El paraíso de los jugadores

Todos los años, las calles del centro se llenan durante unos días con cosplayers vestidos como sus personajes favoritos de videojuegos. ¡Visitad la ciudad durante la celebración de PAX, Emerald City Comic Con o uno de los múltiples eventos de videojuegos para comprobarlo por vosotros mismos! Seattle no es solo uno de los destinos más hermosos de la costa oeste, sino que además es el hogar de una gran variedad de jugadores, convenciones, torneos y tiendas especializadas de videojuegos, así como estudios de desarrollo. En Relentless Studios desarrollamos juegos, hablamos sobre juegos y jugamos a muchísimos juegos, como ping pong, futbolín o a consolas como Nintendo Switch y PS4 (disponibles en los distintos espacios compartidos de la oficina), y también formamos grupos de interés y probamos nuestros propios juegos en desarrollo. Seattle tiene mucho que ofrecer, tanto para aficionados a los videojuegos como para cualquier persona.

De Natalie Letona